¿Has desarrollado un Plan de Contingencia para tu empresa en caso de que fallezcas o quedes discapacitado? Es muy importante porque ¿cuántas personas se verían afectadas si algo te ocurre mañana? ¿Cómo sería tu negocio sin ti? ¿Hay un plan escrito y realista para que tu equipo de gestión y familia puedan sacar el negocio adelante?

La estrategia del Plan de Contingencia

Un plan de contingencia en una empresa es una Estrategia de Gestión del Riesgo que debería ser parte de cada Plan de Negocios. Un plan de contingencia te ayuda (a tus compañeros) a prepararse y responder ante una situación de emergencia. Una muerte prematura o una discapacidad son bastante probables estadísticamente y  pueden tener un impacto tremendamente negativo en el negocio y el bienestar financiero tuyo y de tu familia.

En una empresa privada, el valor de la empresa a menudo representa una parte importante de la riqueza de la familia, que puede hacer de un riesgo (si se carece de un plan de contingencia) algo aún más grave.

Es lógico pensar que cada dueño de negocio, independientemente de su edad, necesita un plan de contingencia. Hacer este análisis, el determinar cómo la empresa va a seguir sin ti, y contratar los Seguros necesarios, te permitirá evitar el desastre financiero que estos eventos de la vida pueden causar.

Un plan de contingencia no se debe confundir con un plan de sucesión o de última voluntad. Todos estos tienen que tenerse y estar bien guardados, tanto para la continuidad del negocio y para proteger el futuro financiero de la familia.

Qué debe tener un Plan de Contingecia

Como mínimo, un plan de contingencia debe:

  • Detalle de los objetivos, metas y deseos para el futuro de la empresa.
  • Identificar quién debe administrar el negocio en ausencia del dueño y si es necesario, incluir un plan de desarrollo para preparar el sucesor de esta responsabilidad con el tiempo.
  • Incluir información de negocios importante, como los nombres de los asesores de confianza de los dueños, incluyendo contable, abogado, asesor financiero, Corredor de seguros, banca, consultor de negocios, etc., y su información de contacto.
  • La información confidencial y los activos , incluyendo cuentas bancarias, cajas de seguridad, seguros, testamentos, etc. y contraseñas para acceder a sus cuentas.
  • Referencia a posibles accionistas o “acuerdo de compraventa” si hay más de un propietario.
  • ¿Quién puede acceder a los activos líquidos en caso de emergencia?.
  • Todos los detalles sobre el Seguro de vida y Accidentes para que pueda ser reclamado.

Los propietarios que no tienen un plan de contingencia o sucesión corren el riesgo de que su negocio no sea capaz de continuar si ellos. Esto podría colocar al negocio y a todo el mundo que depende de la empresa para su subsistencia en gran apuro económico.

Además, los compradores están interesados en la adquisición de empresas que son transferibles con beneficios sostenibles. Un equipo de gestión sólido y un Gerente que le sucedan son componentes críticos de una empresa transferible, pero no suelen estar presentes en los negocios familiares.

El desarrollo de un plan de contingencia, con un equipo sólido para asegurarte de que tu negocio puede funcionar sin ti, no sólo te protegerá en caso de que algo te suceda, sino que mejorará el valor de la empresa si un día decides vender.