Mucho se habla sobre la diferencia que existe entre los autónomos en España y en otros países de la Unión Europea. La realidad es que ser autónomo se ha convertido en una salida para muchas personas que debido a todos los cambios que lleva el mercado laboral han encontrado un hueco para desarrollarse profesionalmente. El el blog de segurorecplus te lo contamos

Ser autónomo español y europeo

Sin embargo, existe una diferencia considerable en lo que tiene que ver con el hecho de ser autónomo en España que en otros países, principalmente por la cantidad de dinero facturado y lo que se debe pagar de cuota a la Seguridad Social.

En España, dependiendo de la base que se elija, se tendrá una cuota mensual u otra. Si la base es la mínima entonces la cuota suele ser de unos 264 euros, aunque existen algún que otro convenio como por ejemplo para las mujeres menores de 35 años. Desde hace un tiempo está también la llamada “tarifa plana” que por 6 meses permite a los nuevos emprendedores pagar una cuota de 50 euros e ir incrementando hasta llegar a los 24 meses en donde se paga el total de la cuota. Cuando se elije la base máxima, la cuota de autónomo puede llegar hasta más de los 1.000 euros.

Además de por supuesto las propias cotizaciones sociales que hemos nombrado se deben acoger al IRPF y a la aplicación del IVA.

SEGURO RESPONSABILIDAD CIVIL¿Y en Europa?

Pero cuando comparamos todo esto con otros países, nos damos cuenta que existen grandes diferencias y que por ese motivo, todavía en España hace falta darle una vuelta para que más personas puedan ver el autoempleo como una salida.

Por ejemplo, en Reino Unido hay una cuota que va de los 13 a los 58 euros y al final de cada ejercicio fiscal se paga dependiendo de las ganancias con lo que no hay declaraciones trimestrales del IVA.

En el caso de Portugal por ejemplo, no tienen una cuota de autónomos ni pagan el IVA pero anualmente deben pagar cerca del 25% de lo que ingresan.

En Francia, la cuota de autónomo depende básicamente de la profesión que se tenga y de los ingresos, pero durante el primer año se está exento de ello.

El caso de Alemania se paga una cuota de unos 170 euros salvo ando se superan los 1.700 euros que hay que cambiar de categoría.

Dejando de lado lo que es la Unión Europea, en Estados Unidos tampoco existen las cuotas de autónomos pero si deben contratar un seguro médico y cada uno de los impuestos los pagarán de acuerdo a la cantidad facturada.

Como puedes ver, existe gran diferencia entre un modelo y otro, algo que debería de revisarse para poder dar mayor facilidad a los autónomos.

Por lo pronto, los partidos políticos que luchan por llegar al gobierno prometen mejoras en las condiciones para los autónomos, pero habrá que ver si cumple con ello y cuáles son esas reformas que planean, teniendo en cuenta siempre que el gran problema es la cuota tan alta que hay que pagar independientemente de lo facturado al mes.

Si no quieres perderte noticias como esta o deseas que te avisemos, suscríbete al blog: Suscripción