Trabajar en casa puede ser muy beneficioso y el sueño de muchos, pero podría convertirse en una tortura para quienes lo practican y no llevan adelante una buena gestión del tiempo y del espacio. Hoy en segurorcplus analizamos las claves.

Los pros y contras de trabajar en casa

La posibilidad de mezclar el disfrute del hogar con el trabajo hace que muchos autónomos que trabajan en casa no puedan llegar a relajarse del todo, porque asocian el estar en casa con el estar trabajando, algo que por supuesto no les sucedía cuando estaban fuera.

Las claves para trabajar en casa

Para poder mantener una inteligencia emocional correcta, lo mejor es separar el lugar de trabajo dentro de casa de los lugares de interacción con la familia o disfrute. La idea es encontrar un espacio único en la casa en donde puedas estar tranquilo y trabajar tal y como lo hacías cuando ibas a una oficina. Es una muy buena técnica para no mezclar los espacios y para que se asocie el trabajo con un solo lugar en la casa y no con la casa entera.


¿Acabas de empezar con tu negocio? En rcplus te presentamos el Seguro para Startups más completo y adaptado a los comienzos difíciles.

Solicita presupuesto gratis: Seguro Startups


Tener una rutina y unos horarios es muy importante, ya que el mayor peligro de trabajar en casa es que el tiempo no se aproveche como tal y que siempre surjan cosas inesperadas para hacer o que se utilice el tiempo activo para hacer otras tareas en vez de trabajar. Es por eso que muchas veces quienes son autónomos que trabajan en casa dicen que terminan trabajando más horas que antes.

La realidad es que se les escapa más tiempo que antes, por eso es bueno tener un buen plan de ejecución de horarios, que al estar en casa puedes optimizar y cambiar de acuerdo a las actividades que tengas a diario. Se trata de que en ese tiempo sólo te dediques a trabajar y no a atender otras tareas diferentes.

La flexibilidad horaria con la que cuentan los autónomos que trabajan en casa es otra de las armas de doble filo. Si bien permite adaptarlo de acuerdo a la situación de cada uno se corre el riesgo de estirar la jornada laboral mucho más de lo esperado y que incluso en los momentos de relajación y placer se esté trabajando o que no se tomen días libres. Nuevamente aquí la organización del tiempo pasa a ser fundamental para que realmente trabajar en casa se convierta en un beneficio y no en un método que complique más la vida cotidiana y familiar.

Es la disciplina lo que va a marcar la diferencia entre el éxito de un autónomo que tiene su lugar de trabajo en su propio hogar y aquel que acude a un lugar específico. Cuando realmente se hace imposible buscar esa armonía, entonces lo mejor es encontrar otro sitio de trabajo fuera, como puede ser por ejemplo los espacios de co-working que tanto se implementan hoy en día en la mayoría de las grandes ciudades.

No hay que olvidar que ser autónomo además de todo ello, requiere unas responsabilidades burocráticas y el tener un seguro de accidentes en caso de que nos suceda algo que nos imposibilite seguir trabajando. Estar cubiertos es fundamental para que no nos afecte en nuestra economía y que el hecho de que seamos autónomos no nos haga ser menos que cualquier otro trabajador tradicional.

Si te ha gustado y quieres que te avisemos de nuestras próximas publicaciones solo tienes que hacer clic en el siguiente enlace: Suscripción